José Campagnoli conversó sobre neoliberalismo y América Latina en foro organizado por el ISB

El politólogo argentino alertó sobre la necesidad de cumplir con las esperanzas de los pueblos, con el fin de ganar la batalla contra el esquema neoliberal y capitalista.

Repensar la unidad y la integración latinoamericana es una de las tareas más urgentes que tienen los pueblos y los movimientos políticos de izquierda, en el contexto de la grave crisis que atraviesa el capitalismo. Así lo dejó claro, el ex diputado y politólogo argentino, José Campagnoli, durante el foro «Neoliberalismo y Resistencias en América Latina», organizado por el Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos ( ISB).

Campagnoli estuvo acompañado por Carlos Ron, presidente del ISB, con quien conversó sobre la situación histórica del proceso integracionista latinoamericano; y la confrontación que surge entre el modelo neoliberal y los modelos progresistas y de izquierda en la región.

Los análisis están recogidos en un libro, homónimo al foro, que recopila diversas visiones sobre cómo transitan los gobiernos, y los pueblos, sus procesos de emancipación del dominio imperialista estadounidense; así como las idas y venidas en la construcción de la unidad de la Patria Grande.

América Latina en disputa

Durante el foro, el politólogo argentino, explicó que los planteamientos recogidos en este documento, sobre la resistencia al neoliberaliamo en América Latina, no contiene una receta sobre cómo debe darse ese proceso de integración; sino que busca generar nuevos debates en torno al tema.

«Que estemos hablando hoy de que hay una América Latina en disputa, donde hay un proceso de desneoliberalización en algunos países(…), tiene que ver con que Venezuela resistió y Venezuela no cayó frente a esa guerra híbrida e integral de la cual fue víctima», precisó.

Desde su punto de vista si la Patria Bolivariana hubiese perdido la batalla ante la agresión imperialista «los efectos sobre el conjunto del campo latinoamericano hubiesen sido tan devastadores que hubiese sido imposible pensar un triunfo en Argentina del Frente de Todos contra Macri en 2019; hubiese sido imposible pensar el triunfo de López Obrador (…) hubiese sido impensado que Petro sea el presidente electo de Colombia; el pueblo de Venezuela, el gobierno, merecen un reconocimiento mucho mayor al que hoy tienen, por parte de los procesos populares de la región», afirmó Campagnoli.

Asimismo, reiteró que la debacle del capitalismo está en marcha; sin embargo, se mantiene a flote en tanto no se consoliden alternativas duraderas para los pueblos, que sean capaces de enfrentar las dificultades regionales.

«¿Nosotros tenemos una alternativa para ofrecerle al pueblo? El capitalismo conserva un elemento muy poderoso el bloqueo; y la capacidad para aniquilar esperanzas», reflexionó el ex diputado.

El también militante de la organización política Espacio Puebla, recordó que en el siglo XXI hubo un proceso iniciado por el entonces Presidente Hugo Chávez, el cual puso en crisis a la Doctrina Monroe de Estados Unidos.

«Chávez fue quien rompió esa espiral del silencio y abrió una grieta que habilitó que esa ruptura se de a escala general», expresó.

Este panorama fue favorable para la gestación de la ALBA, la CELAC, Petrocaribe, entre otros mecanismos de integración, que procuran romper con el modelo dominante de EEUU, en América Latina.

«La pregunta es ¿cómo esos bloques de resistencia, frente a un enemigo común, empiezan a construir en bloques que empiecen a delinear un tipo de sociedad, ( de modelo) económico (…) que rompa amarras con el neoliberalismo?», cuestionó el politólogo.

Campagnoli aprovechó el espacio para alertar sobre la necesidad de cumplir con las esperanzas de los pueblos, con el fin de ganar la batalla contra el esquema neoliberal y capitalista.

Venezuela camina hacia la nueva humanidad

Por su parte, Carlos Ron, presidente del ISB reflexionó sobre la política revolucionaria iniciada por el comandante Hugo Chávez -y continuada por el Presidente Nicolás Maduro – para preservar la soberanía nacional y potenciar la integración regional.

Por ende, expresó que el Gobierno Bolivariano «ha hecho énfasis en entender que el modelo nuestro es hacia una nueva humanidad; es un esfuerzo a ir hacia un bienestar común».

De tal manera que, a diferencia de sectores que desconocen el papel del Estado, «aquí se ha logrado, en estos años, demostrar que el Estado tiene un papel que jugar; que el neoliberalismo es un ataque al Estado Nación. En el proceso venezolano se reivindicó la figura del Estado», sentenció Ron.

Además, Ron, se sumó a la reflexión de Campagnoli sobre la necesidad de que en América Latina y El Caribe existan alternativas más duraderas para poner freno al modelo neoliberal. 

«Sigue siendo un desafío, porque es difícil adoptar un fórmula; no hay una fórmula mínima de parte nuestra, como sí la hay de alguna manera estructurada en el neoliberalismo», comentó Ron.

Finalmente, hizo mención a llamada Cumbre de las Américas, sobre la que expresó: «es un espacio bastante debilitado, precisamente porque Estados Unidos se cerró a no invitar algunos países. Al final no hubo propuestas para la región; su única preocupación era que no llegáramos nosotros a los espacios, es decir Cuba, Venezuela, Nicaragua, ni los pueblos»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.