Categorías
Noticias

ISB organiza «Conversación con Noam Chomsky: Peligros y posibilidades de nuestros tiempos»

Los institutos Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos (ISB) y Tricontinental de Investigación Social efectuaron este lunes una «Conversación con Noam Chomsky: peligros y posibilidades de nuestros tiempos», en la que el reconocido intelectual y académico estadounidense analizó con una perspectiva histórica la política de dominación imperial de Estados Unidos, el multilateralismo y la pandemia de COVID-19, entre otros temas de la geopolítica internacional.

El encuentro telemático estuvo moderado por Carlos Ron, presidente del ISB y Vijay Prashad, director del Instituto Tricontinental, con el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, como invitado especial.

En sus intervenciones, el experto Chomsky afirmó que en cuanto a política exterior, nada ha cambiado en EEUU con la gestión de Joe Biden, quien «simplemente ha retomado la política anterior» de su antecesor Trump y el ejemplo más claro es Irán, donde la nueva administración inició, como en Venezuela y Cuba, «sanciones muy duras que intentan torturar a toda la población».

Además de Irán y Cuba, el intelectual se afincó en la «historia terrible de violencia y opresión» de EEUU contra Haití y las atrocidades genocidas en Centroamérica, que han derivado en la actual crisis de refugiados.

«Deberíamos reconocer que no hay ningún país en el mundo que tenga nada parecido a la capacidad de Estados Unidos para generar violencia en todo el mundo. Nadie puede imponer sanciones de esta forma. Cuando EEUU aplica sanciones, todos tienen que respetarlas no importa cuánto las detesten. En el caso de Irán, toda la Unión Europea se opone, pero deben respetarlas», ejemplificó.

En relación con la pandemia de COVID-19, Chomsky condenó que los países occidentales han monopolizado para sí mismos las vacunas «y los más supuestamente humanitarios son los peores. Canadá ha acumulado más vacunas de las que puede utilizar, más que cualquier otro país». También lamentó que se obstaculicen los esfuerzos para generar una vacuna accesible para los pueblos del mundo, porque los sistemas hegemónicos defienden el lucro de las farmacéuticas.

Al igual como lo hizo en su oportunidad el comandante Hugo Chávez en el seno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el canciller Jorge Arreaza se basó en el libro de Chomsky «Hegemonía o supervivencia» (2003) para precisar que el imperialismo no debe ser confundido con un Estado-nación, ni siquiera con unas instituciones y un gobierno, sino que se trata de un entramado, unos engranajes corporativos de ganancias, de explotación, para dominar el mundo en lo económico, en lo político, en lo militar. «Quienes toman las decisiones en el imperialismo no necesariamente es quien está sentado en la Casa Blanca», aclaró.

El Ministro además compartió que Venezuela sufre en los últimos seis años una agresión sin parangón en su historia, que se mantiene pese a que distintas autoridades de la ONU han solicitado que sean levantadas las medidas coercitivas unilaterales. «Duele que para adquirir los insumos para la pandemia de COVID-19 tenemos que hacer maromas, maniobras y nos termina saliendo mucho más costoso y eso hace que sacrifique la compra de otros medicamentos, alimentos», acotó el jefe de la diplomacia venezolana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *