Resistencia puertorriqueña antimperialista fue debatida con jóvenes venezolanos

Puerto Rico, es una colonia estadounidense. No es una afirmación descabellada, pues desde hace 120 años, la llamada Isla del Encanto, sigue atada a las clausulas impuestas por el imperio; mismas que le impiden ser una nación libre, independiente, soberana y próspera.

Es tal el drama del pueblo puertorriqueño que los medios de comunicación privados fomentan – entre las nuevas generaciones- esta atroz dependencia de dominación como «el sueño americano».

Con estos argumento, han forzado la migración de millones de puertorriqueño hacia los Estados Unidos; que se beneficia de ellos como mano de obra esclava, obligada a trabajar en sus industrias o ir a la guerra en nombre de un país que no es el suyo.

La necesidad de escuchar, conocer y debatir sobre Puerto Rico, motivó un nuevo encuentro virtual; organizado por el Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los pueblos (ISB).

El evento se denominó: «La lucha actual del pueblo puertorriqueño, y el llamado de solidaridad desde Venezuela».

Aunque la nación caribeña tiene su propia Constitución, el estatus de Estado Libre Asociado le impide tomar decisiones financieras, comerciales, legales, sociales; en fin, no tiene autonomía.

Las cadenas del Estado Libre Asociado

Eduardo Villanueva, profesor de ciencias políticas en la isla, explicó que «jurídicamente un territorio no incorporado significa en la doctrina barbara del derecho norteamericano, que nosotros somos una propiedad de los Estados Unidos».

En tal sentido, el imperio domina todo el escenario político-económico del país desde 1898, cuando usurpó el territorio. La dinámica de control impuesta por el Congreso, a través de la Junta de Control Fiscal, oprime a los sectores productivos; y las relaciones comerciales con el resto del mundo.

En palabras de Villanueva «no es posible ninguna legislación proteccionista de la producción agrícola o tecnológica; industrial o farmacéutica en nuestros país, y entonces nos obliga a una dependencia muy grande«, expresó.

Similar reflexión hizo el Dr. Edwin Irizarry-Mora, catedrático y economista puertorriqueño, quien denunció que durante 50 años, los inversionistas estadounidenses se han aprovechado de la situación de dominación para robar los recursos del pueblo.

Desde 1970 las transferencias que se hacen desde Puerto Rico hacia los grandes capitales norteamericanos superan el billón de dólares.

«Esta es una cifra impresionante, porque las personas que favorecen el régimen político de la colonia, y aquellas que favorecen que Puerto Rico se convierta en un Estado de la Federación de los EEUU, solamente miran el lado de las transferencias que se mueven de EEUU a Puerto Rico. Lo cierto es que los fondos que se sustraen anualmente desde Puerto Rico a los EEUU superan por tres o cuatro veces la cantidad de fondos que entran«, denunció el catedrático.

Toda esta situación impide a los puertorriqueños desarrollar actividades productivas, mantener sus puestos de trabajo, estudiar, tener alimentos de calidad, etc.

Irizarry-Mora comentó que desde abril de 2006 la economía del país enfrenta una profunda recesión, «que se ha traducido en la eliminación de cerca de una quinta parte de los puestos de trabajo; y nuestra economía, a su vez, es alrededor de una quinta parte más pequeña; lo que ha significado una disminución drástica en nuestra capacidad productiva«.

Este modelo de dominación profundiza la fuga de cerebros y de la mano de obra cualificada. A su juicio, que más de 5 millones de puertorriqueños vivan en EEUU demuestra el fracaso del modelo económico impuesto sobre esta nación.

Solidaridad venezolana al servicio de los pueblos

En este evento se escucharon voces solidarias de la juventud venezolana; las cuales han conquistado espacios para la construcción de una nueva nación, basada en la Constitución y en el Plan de la Patria. La diputada electa del Partido Socialista Unido de Venezuela, Génesis Garvett, afirmó que lo que ocurre en Puerto Rico es indignante.

«Hoy más que nunca nos sentimos interesados en conocer todo el contexto político que vive el pueblo puertorriqueño y su juventud. Hoy alzamos la voz para permitirnos escucharlos a ustedes y poder, desde nuestras trincheras, ser la voz del pueblo puertorriqueño«, manifestó Garvett.

En tanto, Gabriela Henríquez, del movimiento Otro Beta abordó la importancia de romper la dominación cultural estadounidense.

«El tema de Puerto Rico es muy sensible. Entendiendo que la hegemonía cultural que implanta EEUU ha permeado a las generaciones de jóvenes que no ven este tema importante. Creo que la solidaridad hacia Puerto Rico debe expandirse en todo el mundo«, precisó.

Hernán Vargas, dirigente del Movimiento Pobladores consideró que es fundamental «pasar de esas solidaridad a darle un sentido más concreto contra la colonización de Puerto Rico; para romper la precarización económica en bienestar del pueblo«.

Finalmente, la directora ejecutiva del ISB, Carmen Navas Reyes, afirmó que se convocarán a nuevos eventos y seminarios, incluso presenciales, para profundizar sobre la situación de la nación caribeña y reclamar su derecho internacional a ser un país soberano.

«Este momento es apenas uno más de lo que nosotros, como instituto, queremos seguir realizando en pro de la defensa, del apoyo, de la solidaridad con el pueblo puertorriqueño«, expresó Navas.

Presidente del Instituto Simón Bolívar resalta importancia de elecciones en Venezuela para el escenario internacional

El presidente del Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos, Carlos Ron, participó este miércoles 18 de noviembre en la videoconferencia «¡Los Venezolanos quieren votar! Defendiendo las elecciones venezolanas contra la intervención de Estados Unidos».

Continue reading «Presidente del Instituto Simón Bolívar resalta importancia de elecciones en Venezuela para el escenario internacional»