Editorial Semanal Nº 20

El trágico desenlace de Afganistán

Días después del ataque del 11 de septiembre sobre el Centro Mundial de Comercio y el Pentágono, el presidente Hugo Chávez mostró fotos de niños asesinados durante los bombardeos de EEUU y la OTAN. Pronunció su famosa frase: “No se puede responder al terror con más terror” y coloco claramente a Venezuela entre las naciones que criticaban la invasión y ocupación estadounidense de Afganistán. Por años, el presidente Chávez expresó su preocupación acerca de la guerra continua y en particular, sobre los refugiados huyendo de ese país.

El fin de la presencia militar formal de los EEUU en Afganistán sin duda es un paso positivo, pero debe hacernos reflexionar acerca de la naturaleza del imperialismo hoy. Miles de contratistas – quizás “mercenarios” es el término más apropiado – todavía permanecen y continuarán siendo una fuerza desestabilizadora en la región. Además, mucho deja que desear nuestro sistema internacional cuando pueden pasar 20 años, con casi una generación entera de afganos cuyas vidas han sido interrumpidas por la guerra, y no hay ni una sola corte o institución que pueda responsabilizar a los Estados Unidos, a la OTAN y a otros aliados.

La tragedia de Afganistán nos debe ayudar a enfocarnos en nuestros desafíos actuales. El costo de la guerra en vidas perdidas, pero también en el daño ambiental irreparable. También nos debe hacer luchar contra la creciente ambición de la OTAN de reemplazar al sistema multilateral. Debemos defender el derecho internacional y denunciar los crímenes de guerra del imperialismo.

La ofensiva de la política exterior venezolana

En una entrevista el pasado domingo 5 de septiembre, el presidente Nicolás Maduro habló en profundidad acerca de la actual mesa de diálogo que se lleva a cabo en Ciudad de México entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y la oposición que se agrupa bajo el paraguas de la Plataforma Unitaria. En esta ocasión, el Gobierno Bolivariano presentó dos documentos: uno llamando al levantamiento inmediato de las medidas coercitivas unilaterales y otro buscando una declaración unificada sobre la disputa en torno a la Guayana Esequiba. El presidente Maduro enfatizó que la oposición de la Plataforma Unitaria representa los intereses de los Estados Unidos en esta mesa.

El presidente Maduro también mencionó que bajo el gobierno de Biden, la relación entre ambos países continúa prácticamente igual. Venezuela se había preparado para cuatro años más de resistencia frente a un segundo gobierno de Trump, y en la práctica, actúa de acuerdo con esa estrategia. La meta para el gobierno del presidente Maduro es recuperar el Estado de Bienestar de las Misiones Socialistas: distribución de la riqueza, inversión social, la garantía de derechos humanos tales como el derecho a la educación, al trabajo, al ingreso, a la salud, a la cultura, a la identidad, a la recreación, a la vivienda y otros compatibles con la construcción del Socialismo Bolivariano del Siglo XXI. La lucha de clases, predijo, continuará, con o sin el actual proceso de diálogo, pero lo que el gobierno venezolano busca es regular esa lucha, dentro de la Constitución.

El 19 de agosto, el presidente Nicolás Maduro nombró al Embajador de Venezuela en China, Félix Plasencia, como nuevo Canciller. Durante su primer intercambio con el Embajador chino en Venezuela, el ministro Plasencia dijo “coincidimos en desarrollar y profundizar la Alianza Estratégica Integral China-Venezuela al más alto nivel”. Ha declarado que Venezuela debe consolidar su posición en el epicentro de la Franja y la Ruta “iniciativa ganar-ganar para todo el mundo liderada por el gobierno chino en el marco de una Comunidad de Destino Compartido para la Humanidad”.

El Ministro Plasencia es uno de los diplomáticos de carrera más experimentados de la Revolución Bolivariana, quien ha trabajado dos áreas claves para la política exterior venezolana: La relación de Venezuela con Asia y el Medio Oriente, así como también el papel de Venezuela en organizaciones multilaterales, especialmente en defensa de la Carta de las Naciones Unidas. También ha llamado a cerrar filas “contra el Cambio Climático. Juntos levantaremos nuestra voz y haremos frente común a favor de la Madre Tierra en la COP-26”. El ministro Jorge Arreaza, ahora cumplirá funciones en el ministerio de Industria y Producción Nacional, donde encabezará esta área vital en tiempo de bloqueo.

¡Kevin Zeeze, Presente!

El 6 de septiembre maraca el primer aniversario de nuestro Instituto. Estamos agradecidos por todo el apoyo y la solidaridad que hemos recibido de todas partes del mundo. Hay mucho más que quisiéramos hacer, pero estamos felices de haber podido contribuir a la amistad entre los pueblos del mundo y para la construcción de la justicia social juntos. Tomamos nuestra inspiración del pueblo venezolano que día tras día lucha contra la agresión extranjera con la alegre convicción y compromiso de quienes luchan por la justicia social, pero también nos inspiramos en aquellos que han desafiado cualquier tipo de dificultad para demostrar su solidaridad internacionalista. Hace un año, cuando nos preparábamos para nuestro lanzamiento, supimos del fallecimiento de Kevin Zeese, un valiente activista que luchó toda la vida por causas justas. Defendió la Embajada de Venezuela contra las hordas de la derecha y contra la violación del derecho internacional por parte del gobierno estadounidense. Siempre, con una palabra amable y una sonrisa en el rostro. Hermano Kevin Zeese, ¡presente!