ISB y Sección XXII CNTE-SNTE develan placa en México en homenaje al Comandante Hugo Chávez

Diversos homenajes por el natalicio del Comandante Hugo Chávez se realizaron en el mundo. Uno de ellos tuvo lugar en el auditorio “Jacobo Herrera Salazar”, organizado por el Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre Pueblos (ISB) y la Sección XXII CNTE-SNTE de Oaxaca, este 28 de julio.

La unión es la única que nos hará verdaderamente libres e independientes ¡Qué viva América Latina y El Caribe!”, reza la placa develada en este histórico espacio de lucha donde movimientos sociales, políticos y magisterial valoraron el compromiso de Chávez con los pueblos del mundo, desde la solidaridad, la unidad y la lucha antiimperialista.

Desde la tierra de Benito Juárez, Carlos Ron, presidente del ISB, reflexionó sobre la vida del líder revolucionario recordando su vida al servicio de los desposeídos. En tal sentido, dijo: “Es difícil para algunas personas que no vivieron con el Comandante Chávez, que no han vivido esa historia, transmitirles la cercanía que sentimos nosotros con un líder; no se trata de fanatismo, exceso, ni de retórica, fue un hombre que fue reflejo de su pueblo, supo transmitir todas las necesidades, anhelos, los supo dar a conocer y, además, se puso al frente de una gran batalla para que hubiese de verdad justicia y reivindicación a todos los venezolanos y venezolanas”.

Ron afirmó que para los venezolanos y venezolanas Chávez fue mucho más que un presidente. Esa vida entregada a ese ideal nos dejó a un compañero y así lo sentimos todos los que tuvimos la oportunidad de acompañarlo y de seguir acompañando este proceso revolucionario, ahora encabezado por el presidente Nicolás Maduro.”

Recordó que el Comandante Chávez fue hijo de dos maestros rurales y que, como muchos niños y niñas de la Patria Grande, se vio en la necesidad de ayudar a su familia vendiendo dulces en las calles de su natal Barinas.

“(Chávez) fue un niño que para ayudar a su familia vendía dulces (…) a él le dicen “El Arañero”, vendía esas arañas para ayudar a su familia; si a ver vamos podría haber sido el hijo de cualquiera de los compañeros de aquí (…) lo formaron en ese espíritu de justicia, de humanidad que fue lo que lo condujo a toda su obra”, expresó Ron.

El Comandante Chávez, soñaba con ser beisbolista, un sueño que expresó en varias oportunidades en sus alocuciones. Sin embargo, la difícil situación educativa y económica que vivía el país lo llevó vincularse a la carrera militar. En palabras de Ron, Chávez “encontró en la Academia Militar las facilidades que no podía de otra forma costear en su educación”, pues en la Venezuela de los años sesenta “había una fuerte represión contra los movimientos estudiantiles”.

El presidente del ISB valoró las palabras del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre el Libertador Simón Bolívar, en las que destacó la solidaridad entre los pueblos que son oprimidos por el imperialismo. “La solidaridad es un principio bolivariano y es algo que nosotros defendemos”, refirió.

Recordó que hay tres principios bolivarianos que Chávez dejó como legado al pueblo venezolano: la lucha por la justicia social, la independencia y el llamado amplio a la unidad.

En tal sentido, precisó que “hay cosas que no se lograron alcanzar porque las transformaciones sociales son difíciles y tardan tiempo, pero en Venezuela hay un gran despertar de la conciencia, estamos en una lucha por cortar la dependencia, cortar el gran bloqueo; hemos logrado descolonizar el pensamiento”.

Por su parte, Lucía Caballero López, integrante de la Comisión Política de la Sección 22 de Oaxaca, afirmó que Chávez sigue presente en los sueños de unidad de los pueblos. “Su ideología, sus sueños, siguen presentes; sabemos que, aun no estando físicamente, existe esa relación con su pueblo, con su gente (…) A estos 67 años de su nacimiento lo siguen recordando con acciones de lucha, de transformación, con un sueño que sigue presente, un cambio en toda nuestra América”.

En tanto, Eloy López Hernández, Secretario General de la Sección 22, afirmó que Chávez “entregó su vida por que el poder de las instituciones se ejerciera desde su pueblo, por ver a su pueblo libre; enfrentó con valentía al imperialismo yankee; rechazó el control político y económico de los organismos internacionales. A 67 años de su natalicio y a 8 años de su partida su semilla sigue creciendo.

López Hernández finalizó diciendo que “desde este espacio nos manifestamos en contra del bloqueo económico, político del pueblo de Venezuela y del pueblo cubano; y exigimos a los organismos internacionales el levantamiento de esta criminal medida de lucha, en la cual reivindicamos nuestras causa justas a favor de nuestros pueblos. También son nuestras las luchas del pueblo bolivariano de Venezuela, porque somos hermanos de sangre, de lucha”.

ISB acompañó a movimientos sociales mexicanos en debate sobre la unidad latinoamericana

El foro “Unidad Latinoamericana: Desafío impostergable de nuestros pueblos» se desarrolló este domingo en el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) teniendo como invitado de honor al canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza; y a Carlos Ron, presidente del Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos.

En este lugar de lucha se dieron cita representantes de los Jóvenes ante la Emergencia Nacional (JNE); el Comité 68; la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE); así como Familiares de Ayotzinapa; del partido Morena, entre otros voceros y voceras de los pueblos.

La conferencia permitió abordar la situación actual de la integración latinoamericana y caribeña, sus desafíos y amenazas frente al imperialismo.

Durante su ponencia, Luis Hernández Navarro, escritor y periodista mexicano, priorizó la necesidad de reinventar América Latina para enfrentar las políticas del neoliberalismo, tal como lo planteó hace 16 años en la cumbre de Mar del Plata el Comandante Hugo Chávez Frías.

«En ese encuentro se logró descarrilar el gran proyecto estadounidense de integración para la región que tenía como eje el libre comercio, el famoso ALCA. Ese momento fue crucial de la reinvención de la América Latina, se inició allí una nueva definición de su destino, de su relación consigo misma, de su relación con las grandes potencias, especialmente con Estados Unidos«, explicó Hernández Navarro.

Para el escritor mexicano, esta experiencia era inédita en el continente, pues la existencia de foros como la Unasur, el ALBA o la Celac se construyeron sin la presencia de EEUU.

Sin embargo, recordó que la derecha latinoamericana y caribeña volvió al escenario político con apoyo de Washington generando golpes al proceso de integración regional. Esto incluye las medidas coercitivas y unilaterales contra Cuba y Venezuela, las cuales calificó de “salvaje, no hay otra forma de definirlo”.

Por su parte, Andrea González Rodríguez, directora de las Clínicas Especializadas Condesa, dedicó su ponencia al tema de la salud en la región frente a la pandemia. En tal sentido, planteó que la salud debe ampliarse a las comunidades más vulnerables en el contexto de la unidad latinoamericana.

González abordó la grave situación que vive Haití, que, además de la pandemia, ha enfrentado la crisis del cólera, el hambre, entre otras situaciones sanitarias.

En tal sentido dijo: «Hay que voltear a ver Haití (…) es el primer país independiente, es un país que le dio refugio a Bolívar, y no hemos sido capaces de voltear a ver a Haití». Agregó que se debe «reconocer que en la salud no importan nacionalidades, ni las ideologías.«

En tanto, Félix Hernández Gamundi, de la Fundación para la Democracia, consideró que se debe ir más allá de la solidaridad para construir caminos y destinos comunes para los pueblos.

«Durante muchos años los gobiernos mexicanos voltearon para el otro lado y tenemos que ser muy capaces de virar nuevamente y volver a mirar hacia el sur; buscar la manera de reconstruir el sueño de Bolívar, de Martí (…) una patria común, la Patria Grande«, explicó.

Hernández Gamundi expresó que también se han planteado construir una ciudadanía latinoamericana «que rompa estas divisiones artificiales entre nuestros pueblos, y que seamos capaces de identificarnos como uno solo, como una gran patria, un solo pueblo«.

Canciller Arreaza destaca resistencia de pueblos indígenas mexicanos tras recorrido al Centro Ceremonial Otomí

En el marco de su visita oficial a los Estados Unidos Mexicanos, donde participó en la XXI Reunión de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, realizó este domingo un recorrido por el Centro Ceremonial Otomí, ubicado en el municipio de Temoaya, a 37 kilómetros de la ciudad de Toluca.

Durante la visita a este importante parque estatal mexicano, el Canciller venezolano y su equipo de trabajo conocieron de cerca y a profundidad la historia de la comunidad indígena otomí, que habita en el centro de la nación azteca, destacando su resistencia y la defensa de sus raíces y costumbres milenarias.

«No hemos venido en una visita protocolar, sino a aprender de su lucha y cuál es la realidad de los pueblos originarios indígenas en esta parte del mundo», señaló.

Enalteció la resistencia del pueblo otomí, además de «tan hermosa dedicación a su cultura, que es la verdadera resistencia. La resistencia más que la guerra es cuidar su cultura, su lenguaje, sus tejidos, su gastronomía, su música, sus creencias».

El Canciller conversó sobre las comunidades indígenas venezolanas que han sido reivindicadas por la Revolución Bolivariana. «Hacemos un gran esfuerzo para que ellos puedan, no solamente resistir con dignidad, sino para que sean protagonistas», aseguró.

El jefe de la diplomacia venezolana aprovechó la oportunidad para invitar a los representantes de la comunidad otomí a integrarse en la iniciativa impulsada por el líder revolucionario boliviano Evo Morales, conocida como Runasur, la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) de los pueblos, que agrupa los movimientos indígenas y populares de la región. «Sería bueno que nos articulemos con ellos y podamos salir adelante», agregó.

La preservación de una cultura

El Centro Ceremonial Otomí, creado con el objetivo de recordar y perpetuar la Cultura Otomí, se edificó con las normas y estilos que dictan las tradiciones de este pueblo originario.

Se ideó para ofrecer a los indígenas de la zona un área para realizar ceremonias y rituales religiosos. Desde hace más de tres décadas, se encuentra al pie del Cerro de la Catedral, en el corazón del Bosque Otomí-Mexica, un parque estatal de 2.800 hectáreas repleto de lagos, presas, pinos, encinos, aguilillas y venados de cola blanca.

Canciller Arreaza participa en foro “Unidad Latinoamericana: Desafío impostergable de nuestros pueblos» en México

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, participó este domingo en el foro “Unidad Latinoamericana: Desafío impostergable de nuestros pueblos«, como parte de la agenda de encuentros con movimientos sociales que realiza en el contexto de su visita a México, donde se realizó la XXI Cumbre de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En el evento se abordaron temas vinculados a la soberanía de los pueblos, la lucha contra la pandemia de COVID-19 y la posibilidad de estudiar la creación de la ciudadanía latinoamericana.

En su ponencia, el canciller Arreaza planteó que la reinvención de América Latina pasa por el reencuentro con los orígenes y la historia de los pueblos, esto permite entender que «todos somos ciudadanos del continente» como lo plantearon los libertadores.

Por ende, reiteró que hay que aprovechar el retorno de los gobiernos progresistas en la región para garantizar la unidad. Para el Canciller, este proceso incluye el apoyo a organismos como Unasur que han sido constantemente atacados por el imperialismo y los gobiernos de derecha.

En este sentido, destacó el liderazgo de México en el impulso de la unidad de los pueblos, al recordar su papel en el apoyo a Evo Morales -durante el golpe de Estado en su contra- y recientemente a Venezuela en los pasos que da de cara al Gran Diálogo Nacional.

«Si México se asume como una de las principales potencias tendremos nosotros parte de la batalla ganada. Las palabras del presidente López Obrador fueron doctrinarias (…) luces que lanzó para que los pueblos de América Latina entiendan el momento histórico, de guerra política, cultural (…) para conformar la unidad latinoamericana», precisó el Canciller, haciendo referencia al discurso del mandatario mexicano durante la reunión de la Celac.

Además, evidenció cómo actúa el sistema capitalista al privilegiar a unos pocos «en la misma medida en que empobrece a millones de familias y seres humanos; es el sistema que nos impusieron, y el reto estratégico es precisamente un cambio del sistema. Doscientos años más bajo el sistema capitalista no es viable».

El Canciller agregó que en América Latina se dan grandes cambios políticos y desde la solidaridad para transformar el modelo de dominación imperial. «Nosotros como pueblos no existimos en estas tierras para destruirlas, para ir a una guerra; estamos para la convivencia, para el compartir, para entreayudarnos».

En tal sentido, comentó que «si pudiésemos medir cuál es la ideología de los pueblos de nuestra América, nos daríamos cuenta que si hay que acercarla a una categoría es hacia la izquierda, el progresismo, el socialismo.»

Conferencia telemática «El agua como bien común» propicia debate sobre acceso a este recurso

El Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos (ISB) y el Ministerio del Poder Popular de Atención de las Aguas (MinAguas) concretaron un encuentro telemático este viernes para disertar sobre un tema de interés social, político, económico y ecológico: El agua como bien común.

En este espacio se debatió sobre los fenómenos locales y globales que afectan a la humanidad en su legítimo derecho al agua, que es un bien de primera necesidad para la vida.

El evento fue moderado por Guillermo Barreto, del ISB, y contó con la participación de Fernando Huanacuni, excanciller de Bolivia; Pedro Arrojo, relator de Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos al Agua Potable y Saneamiento; Jacqueline Farías, Ingeniera Hidráulica y exministra de Ambiente de Venezuela; el coronel José Pereira, presidente de Inameh y viceministro de Administración de Cuencas; y Carlos Aponte, licenciado en química y profesional del agua.

Además, se abordó la necesidad de avanzar en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (2015) sobre el saneamiento y la atención del agua en el planeta.

Guillermo Barreto recordó que 40 por ciento de la población del mundo tiene problemas con el acceso al agua potable, y esto se complica producto del cambio climático.

En Venezuela, el proceso de blindaje y atención de las comunidades cuenta con la creación de las brigadas de protección del agua, las cuales están activas en el territorio como parte de la visión ecosocialista del Plan de la Patria (programa de gobierno). Así lo dio a conocer el coronel Pereira a los participantes.

Estas labores tienen una visión y misión más amplia: la defensa de las cuencas para evitar su privatización. «América es un gran reservorio importante de agua dulce, por eso el ataque a nuestros países y el interés«, señaló Pereira.

Como parte de la experiencia venezolana, Jacqueline Farías disertó sobre la política ecologista del comandante y líder de la Revolución, Hugo Chávez, quien blindó al pueblo, desde la Constitución, para el ejercicio protagónico de la democracia; partiendo de la organización de los gobiernos parroquiales y las mesas técnicas de agua.

Por su parte, Huanacuni, representante de la Nación Aymara, precisó que «si el capitalismo salvaje continúa, estaremos condenando a las futuras generaciones a una catástrofe mundial«.

El excanciller boliviano valoró lo que significa para los pueblos indígenas la Pachamama, la cual afronta «una crisis de vida, está siendo depredada por un modelo de desarrollo individualista, que promueve el consumo inconsciente, desmedido e insta a la competencia que destruye a la humanidad. Más de 800 millones de personas carecen de acceso al agua potable«.

Siguiendo esta línea, Pedro Arrojo centró su debate en la crisis global del agua partiendo de dos ejes: la pobreza y la contaminación de la industria a las cuencas.

Para Arrojo, la visión mercantilista y privatizadora transforma a los ciudadanos en simples clientes pobres, con graves dificultades para pagar su acceso al agua. Para dar soluciones a estos problemas propuso que se deben crear leyes y normativas que garanticen el acceso al agua potable.

Finalmente, Carlos Aponte expuso los pasos que se dan en Venezuela para renovar las leyes en esta materia. Comentó que se trabaja arduamente en la creación de la Ley Orgánica del Agua, cuyo principal eje de acción es reconocerla como un bien común, más allá del uso que se hace de este como recurso productivo.

ISB y Embajada de Turquía en Venezuela intercambiaron experiencias sobre el diálogo y la unidad de los pueblos contra los golpes de Estado

Desde 2016 la República de Turquía conmemora el Día de la Democracia y la Unidad Nacional para honrar a los mártires que dieron su vida en defensa de la Patria, tras el intento de golpe de Estado gestado por la Organización Terrorista Fethullah Gülen (FETO) la noche del 15 de julio de ese año.

Las víctimas fatales de estos sucesos contabilizaron 251 personas. Aquella noche oscura fue liderada por Fetullah Gülen cabecilla de esta organización clandestina que tiene redes en buena parte del mundo.

Feto se fundó en los años 70 como una supuesta ONG de corte educativo; sin embargo, su verdadero fin fue infiltrar las instituciones del estado turco a fin de potenciar su llegada al poder mediante estrategias violentas.

Este tipo de escenarios también se han desarrollado en países de América Latina y El Caribe; tal es el caso de la República Bolivariana de Venezuela, donde en abril del año 2002 se vivió un intento de golpe de estado, gestado por sectores de la derecha y la extrema derecha con apoyo de Estados Unidos.

Con el objetivo de conocer estas experiencias el Instituto Simón Bolivar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos (ISB) desarrolló junto a la Embajada de Turquía una videoconferencia denominada “Diálogo por la Democracia y la Unidad”.

Este espacio contó con la participación del Oğuzhan Öçbe, jefe de la misión adjunto de la Embajada de Turquía en Venezuela; y a Carlos Ron, presidente del ISB.

Durante el conversatorio, Öçbe refirió que la democracia es de suma importancia para los pueblos, por eso en su país esta fecha sirve para “crear mas consciencia sobre las actividades de los grupos terroristas, como la organización terrorista FETO”, a fin de lograr su desarticulación dentro y fuera del país.

En paralelo, Ron precisó que en el caso venezolano la experiencia de defensa de la patria pasa por comprender la apertura democrática que se ha desarrollado en varios países desde el siglo XX.

No obstante, aseguró que los pueblos “cuando se sienten representados en ese sistema es que salen a la defensa del sistema democrático. En Venezuela sucedió así, teníamos un sistema que por muchos años no cumplía con las expectativas de la población, teníamos una especie de degradación del sistema bipartidista que fue el que originó la democracia en Venezuela pero que excluyó a mucho de la población”, precisó.

Ron recordó que a partir de 1999, con la llegada de la Revolución Bolivariana, el pueblo se convierte en protagonista de su propio modelo de democracia y de ahí la activación de los sectores golpistas en 2002 para romper con este ejercicio de las bases.

“Cuando los pueblos se identifican con su sistema democrático salen en defensa, salen a la calle, a defenderlo, incluso a riesgo de su propia vida, porque saben que el futuro está en la defensa total de la democracia”, comentó.

En el caso de Turquía también la población se unificó en defensa de su soberanía. Como explicó el jefe de la misión adjunto de la Embajada turca pese a toda la infiltración de las células golpistas en las Fuerzas Armadas y demás entes del estado “ellos no sabían que el pueblo turco estaría ahí para defender la democracia, las instituciones democráticas (…) tenemos una democracia de casi cien años y es una democracia muy fuerte”.

Agregó que un punto importante para derrotar a los golpista fue la unidad entre las fuerzas sociales y políticas.

“La gente, incluso la oposición al gobierno, están unidas, por eso es el día de Unidad Nacional, porque la gente se unió contra practicas antidemocráticas de esta organización armada y terrorista”, sentenció Öçbe.

Ambos invitados consideraron fundamental el respeto a la soberanía y la autodeterminación de los pueblos; así como el diálogo entre los actores que hacen parte de los procesos democráticos es prioritario para dirimir las diferencias, sin romper la institucionalidad, ni quebrantar la Constitución de los Estados.

Fundalatin y Proyecto Maleta Salvavidas articulan atención para niños y niñas con cáncer afectados por bloqueo de EEUU

Representantes de la Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (Fundalatin) y del Proyecto Maleta Salvavidas se reunieron este miércoles en Caracas, con el objetivo de concretar alianzas en materia de atención en salud para los niños, niñas y jóvenes que forman parte del programa de trasplantes de médula ósea y hepáticos.

Este encuentro forma parte de las actividades que el Dr. Stephan Pelser y Casten Hanken desarrollan en Venezuela, junto al Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos.

Julio Artigas, asesor jurídico de Fundalatin, agradeció la solidaridad del pueblo alemán quienes, mediante este proyecto, donan medicinas de alto costo para acompañar las políticas de atención del Gobierno Bolivariano.

«Queremos agradecer el apoyo por parte de esta organización (…) en medio de las medidas coercitivas impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos y la Unión Europea, a los fines de coadyuvar y garantizar el ejercicio de los derechos fundamentales de nuestros niños, especialmente aquellos que sufren enfermedades y patologías que se encuentran vinculadas a trasplantes hepáticos y trasplantes de médula ósea«, afirmó Artigas.

En el encuentro, voceros de la organización venezolana explicaron sus principales medidas de acción en materia de derechos humanos; así como las dificultades que genera el bloqueo de EEUU que impide el desarrollo normal de esta atención de los jóvenes venezolanos.

Por su parte, el Dr. Pelser dijo que gracias a esta reunión pudieron tener mayor información sobre el funcionamiento y las necesidades de Fundalatin, lo que permitirá coordinar nuevas formas de apoyo y solidaridad.

Recientemente, los delegados del proyecto Maleta Salvavidas entregaron insumos médicos de alto costo al Hospital Ruíz y Páez del estado Bolívar, que atiende a pacientes con diversos tipos de cáncer y que requieren de este tipo de apoyos para atender su salud, la cual se ve afectada por el criminal bloqueo.

Socialistas Democráticos de EEUU y el ISB comparten experiencias de gobierno comunal en Venezuela

Una delegación de la organización Socialistas Democráticos de los Estados Unidos (DSA) visitó el estado Anzoátegui, en el oriente de Venezuela, para conocer y compartir las experiencias de los comuneros y comuneras que forman parte de la dinámica de la gestión de gobierno socialista desde las bases.

La comitiva fue acompañada por el Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos (ISB) y recibida por el protector del estado Anzoátegui, diputado Luis José Marcano; así como por Marcia Moreno, directora del Ministerio de la Mujer en la entidad.

Estas jornadas se desarrollaron el pasado 29 de junio de 2021, teniendo como primer espacio de encuentro la Comuna “Luisa Cáceres de Arismendi”, ubicada en Barcelona. Allí pudieron conocer en la voz de líderes y lideresas sobre el funcionamiento del parlamento y el banco comunal; además del proyecto de reciclaje que permitirá desconcentrar la recolección de desechos sólidos y generar una actividad económica para mantener la gestión comunal.

La delegación de la DSA también visitó una base de misiones, núcleo de distintos programas sociales, ubicada en el municipio Anaco y la Comuna “Guerrero de la Patria”, que cuenta con una empresa textil, una radio comunitaria y espacios para la distribución de alimentos a precios justos. Desde estos espacios debatieron sobre los efectos negativos de las medidas coercitivas unilaterales impuestas desde Estados Unidos y cómo el pueblo organizado hace frente a estas acciones criminales.

En el Centro Comunal de la Mujer del municipio presenciaron el desarrollo de un proyecto textil que cuenta con el acompañamiento del INCES; además del funcionamiento del programa “defensoras comunales” y del plan parto humanizado.

Los delegados y delegadas estadounidenses también tuvieron un encuentro con los estudiantes de la Universidad de Oriente, con quienes evaluaron el desarrollo del plan de rescate de esta importante casa de estudio.

Este proyecto cuenta con el apoyo de los niños y niñas de la comunidad, quienes mediante el plan “Somos Recicla” recolectan el plástico desechado en la playa para venderlos y de esta forma comprar pinturas y materiales necesarios para el trabajo de recuperación de la universidad.

Finalmente, los delegados estadounidenses compartieron con los integrantes de la Comuna “Gran Mariscal de Ayacucho”, y la clase obrera de la refinería José Antonio Anzoátegui.

En este último encuentro escucharon, por más de tres horas, los testimonios de las y los trabajadores de PDVSA, sobre cómo derrotaron el golpe petrolero, y cómo han vivido la dura crisis de la caída de los precios del petróleo aunado al bloqueo imperialista.

Los Socialistas Democráticos de los Estados Unidos acompañan los procesos democráticos progresistas, dedicando parte de su activismo a potenciar el trabajo en las comunidades, centros de trabajo y educativos.

Hospital Ruíz y Páez del estado Bolívar recibe donativos para pacientes oncológicos del proyecto Maleta Salvavidas

Un importante donativo de insumos médicos oncológicos entregaron los representantes del Proyecto Maleta Salvavidas a las autoridades sanitarias del Hospital Ruíz y Páez del estado Bolívar, al sur de Venezuela, como parte de las acciones solidarias y de rechazo a las medidas coercitivas impuestas desde Estados Unidos que ponen en riesgo la vida del pueblo venezolano.

La jornada fue acompañada por el GEFIS, el equipo del Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos (ISB) y miembros del Comité de Solidaridad Internacional y Lucha por la Paz –Venezuela (Cosi), quienes se encuentran en esta entidad desde el pasado 7 de julio de 2021.

Los medicamentos de alto costo fueron donados por trabajadores, jubilados y laboratorios alemanes en un acto de acompañamiento al pueblo venezolano en su ardua lucha contra el bloqueo norteamericano.

El Dr. Stephan Pelser y Carste Hanke, representantes del proyecto, visitaron el centro hospitalario donde fueron recibidos por los médicos responsables de las unidades de pediatría y oncología; así como por el general Juvenal Villegas, director del Hospital; Franklin Franchi, director del Instituto de Salud Pública y Erasmo Carrasquero, secretario de Despacho.

El proyecto Maleta Salvavidas es un ejemplo de solidaridad internacional entre los pueblos que hace frente con acciones humanitarias para denunciar cualquier tipo de injerencia y agresión que atente contra los derechos humanos.

Canciller Arreaza recibe a delegados alemanes del Proyecto Maletas Salvavidas

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, recibió este martes a los representantes del Proyecto Maletas Salvavidas de Alemania, Casten Hanken y el Dr. Stephan Pelser, quienes se encuentran en el país para contribuir y complementar las políticas de atención del Estado venezolano al pueblo en materia de salud, además de denunciar los graves efectos de las medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos y países satélites.

Estas labores se realizan conjuntamente con el Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos (ISB) y el Comité Internacional y Lucha por la Paz (COSI-Venezuela).

Al encuentro asistieron el presidente del ISB, Carlos Ron; la directora ejecutiva del ISB, Carmen Navas; y Gabriel Aguirre, secretario general del COSI-Venezuela.

Tras la reunión, Stephan Pelser ratificó el apoyo incondicional a la nación, así como el rechazo de «esas sanciones ilegales y fuertes que impactan mucho al pueblo venezolano. Queremos expresar nuestra solidaridad con ustedes».

El también representante de la Sociedad Bolivariana de Alemania explicó el carácter humanista de estas labores que se realizan principalmente en el estado Bolívar, gracias a las donaciones de medicinas de alto costo realizadas por laboratorios y movimientos antiimperialistas alemanes.

«Llevamos unas maletas con medicamentos que no pueden entrar por causa del bloqueo, para salvar la vida de algunos niños en hospitales oncológicos (…) Esperamos que ese ejemplo pueda ser utilizado por otros grupos antiimperialistas que quieran venir, para que sigan pendientes de esta forma de una guerra nueva en contra de Venezuela y otros países», finalizó Pelser.

El Proyecto Maletas Salvavidas fue creado en el año 2020, en Alemania, producto de las preocupaciones del Dr. Pelser, ciudadanos y ciudadanas, activistas sociales, trabajadores y jubilados, que han sido testigos de los efectos causados por el bloqueo económico, financiero y comercial, que impiden el acceso a medicinas de alto costo, como las empleadas en tratamientos oncológicos.

Hasta la fecha este proyecto sólo tiene presencia en Venezuela como parte de una acción solidaria, humanista, antiimperialista y de defensa de los derechos humanos.

Proyecto Maletas Salvavidas de Alemania brindará atención en salud al pueblo venezolano afectado por medidas coercitivas

Una delegación del Proyecto Maletas Salvavidas de Alemania se encuentra de visita en Venezuela para acompañar las labores de atención en materia de salud que se ejecutan en el contexto de la solidaridad y la integración de los pueblos, producto de un trabajo conjunto entre el Instituto Simón Bolívar para La Paz y Solidaridad entre los Pueblos (ISB) y el Comité Internacional y Lucha por la Paz (COSI-Venezuela).

La comitiva está integrada por Casten Hanken y Stephan Pelser, quienes fueron recibidos por Carlos Ron, presidente del ISB; Carmen Navas, directora ejecutiva del ISB; y Gabriel Aguirre, secretario general del COSI-Venezuela.

Desarrollarán en el país una amplia agenda de trabajo, incluyendo esta semana, una visita el estado Bolívar, donde en acompañamiento con el Instituto Simón Bolívar para la Paz y Solidaridad entre los Pueblos se realizará un conjunto de acciones para coordinar la atención de pacientes con cáncer, priorizando a los niños y niñas del Hospital Central de la ciudad.

Parte de las tareas incluye en coordinación con el Ministerio del Poder Popular para la Salud la donación de medicamentos de alto costo realizados por laboratorios y organizaciones sociales de la nación europea, que están conscientes del impacto que tienen para la salud las ilegales medidas coercitivas de Estados Unidos contra el pueblo venezolano.


«La solidaridad es un principio humano. Esta solidaridad es la que ha permitido que nuestro pueblo, pese a todas las agresiones, nos hemos mantenido de pie», afirmó Aguirre.

El secretario general del COSI asegura que actualmente el mundo experimenta un apartheid producto del acaparamiento de las vacunas contra la COVID-19.

«Eso ha producido una inequidad en la distribución de las vacunas, sobre todo a nuestros países, donde le han legado una situación que tiende a complejizarse en la medida en que, al no tener el acceso a las vacunas, podemos estar en riesgo evidente de enfrentar futuras crisis en el sistema de salud», afirmó.

Por tal motivo, considera que «quienes les niegan las vacunas a nuestras poblaciones se convierten en criminales, en genocidas, y están generando un conjunto de situaciones complejas para nuestras naciones, olvidando un principio fundamental que es el de la solidaridad».

El COSI fue fundado en 1971, con el objetivo de defender los derechos humanos y garantizar la paz entre los pueblos.

«Ese trabajo ha permitido estrechar las relaciones con distintas causas de lucha en el mundo, siempre al lado de los pueblos que luchan por su liberación, que luchan por la construcción de un modelo distinto superior a la actual sociedad que le niega las posibilidades de desarrollarse, que le niega las posibilidades de construir una sociedad más justa, democrática y en un futuro de paz», reafirmó Aguirre.

Universidad Abierta de Recoleta y el ISB desarrollan foro sobre las experiencias de reformas policiales en América Latina

Pensar y construir un sistema de administración de justicia y protección ciudadana pasa por comprender el modelo policial existente en cada país y cómo estos se relacionan con sus gobiernos y los pueblos.

Para nadie es un secreto que los esquemas de seguridad ciudadana han sido empleados por los gobiernos neoliberales para contener, reprimir y violentar la vida de los sectores sociales que se oponen a sus políticas gubernamentales.

En tal sentido, en buena parte del mundo, la policía responde más a las necesidades del esquema neoliberal de gobierno que al respeto a los derechos humanos establecidos desde las Naciones Unidas.

Con la necesidad de evaluar y propiciar debates respecto a estos temas, el Instituto de los Gobiernos Locales (IGLO) de la Universidad Abierta de Recoleta y el Instituto Simón Bolívar para la Paz y Solidaridad entre los Pueblos de Venezuela (ISB) realizaron el jueves 1 de julio el foro internacional “Una nueva policía… ¿es posible? Experiencia de reforma policial en América Latina”.

El panel de expositores lo integraron: Jaqueline Muñiz, Cientista Social, maestra en Antropología Social y doctora en Ciencias Políticas de Brasil; Daniel Pontón, decano de la Escuela de Seguridad y Defensa del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador; y Pablo Fernández, secretario ejecutivo del Consejo General de Policía y Director General de Derechos Humanos de Venezuela.

Durante la transmisión, Daniel Jaude, alcalde de la Recoleta, envió un saludo a los panelistas y recordó que Chile amerita la reforma del cuerpo de seguridad conocido como Carabineros, teniendo como eje “una intervención civil al más breve plazo. Estamos postulando la posibilidad de transitar desde un enfoque de seguridad ciudadana a uno de seguridad humana que aspire a construir una sociedad sin miedo, sin necesidad y sin incertidumbre; y que dentro de este modelo las policías jueguen un rol de poder asegurar los derechos esenciales de las personas y darles seguridad.

En tanto, el presidente del ISB, Carlos Ron, expresó que la labor de este espacio permite “un intercambio académico necesario donde podamos compartir las experiencias de nuestros pueblos y de las gestiones de nuestros gobiernos populares, con el fin de encontrarnos, retroalimentarnos y fomentar los debates necesarios que requieren nuestras sociedades” para fortalecer la democracia. Ron precisó que el debate sobre la reforma policial es un debate necesario en nuestra América Latina y en todas partes del mundo”.

La experiencia sobre los principales problemas que enfrentan las instituciones policiales de América Latina fue el punto de partida del debate.

En el caso de Brasil, Jaqueline Muñiz comentó que la gobernabilidad es el principal problema en el funcionamiento de los órganos de seguridad. “Hay demasiada autonomía y muy poco control del poder de la policía (…) es un poder coercitivo”.

Por ende, considera que el gobierno civil que tiene a una policía con mayor control del uso de la fuerzas sobre la sociedad impide el ejercicio del poder democrático. “Sin control de la acción policial está la constitución de autarquías sin tutelas que dan vida a gobiernos de milicias autónomas, de partidos policiales, que encarcelan a gobernantes en sus oficinas, chantajean a los parlamentarios, silencian a opositores políticos, orientan la justicia y amenazan a la sociedad”, denunció.

Daniel Pontón, decano de la Escuela de Seguridad y Defensa del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador, consideró que las reformas policiales son temas inherentes a la democracia y citó como ejemplo lo que ocurrió en Estados Unidos en 2020, tras el asesinato de George Floyd a manos de un agente de seguridad.

Las policías son instituciones muy complejas. En Ecuador tienen más de 50 mil miembros, es un Estado dentro de otro Estado y no podemos hablar de un cuerpo homogéneo, son plurales, tienen distintas visiones; y tampoco son espejos sociales (…) son reacias al cambio, tienen una tendencia conservadora”, ejemplificó el experto en materia policial.

Pontón explicó que hay agenda reformistas, conservadoras y extremistas en cuanto a la reforma policial en América Latina y que sus principales problemas radican en el control externo y la democratización.

Una policía no puede, bajo ningún punto de vista, plantearse el esquema que no responde a la sociedad civil (…) porque muchas de las reformas que se plantean al interior de las policías se los puede hacer en autoritarismo”.

Además, refirió que el tema de los derechos humanos se ve afectado por la herencia autoritaria de la doctrina militar que fueron impuestos producto de la Guerra Fría, el corporativismo que promueve el Estado dentro del Estado y la corrupción que roza los límites entre lo legal y lo ilegal.

Agregó que el tema educativo y formativo es fundamental porque “las policías son un cóctel reproductor de estigmas sociales, y hay que meter el debate de una reforma educativa sustancial” para poder avanzar en la reforma de estos órganos de seguridad.

Por su parte, Pablo Fernández -desde Venezuela- consideró que hay tres grandes desafíos, siendo el primero lo estructural, pues las policías arrastran un esquema dictatorial producto de los golpes vividos durante el siglo XX y la doctrina de seguridad nacional que se impulsó en la región.

En democracia sigue siendo un problema el tema policial; en democracia seguimos encontrando autoridades políticas que desde el cálculo político intentan que los cuerpos de policías resuelvan ciertos problemas para que nos los afecte a ellos, pero se pierde la visual de la atención de los grandes problemas de la sociedad.

Otro desafío es la construcción de la credibilidad pública, pues las policías en América Latina solo llegan a contar con 35 por ciento de confiabilidad y esto afecta considerablemente la imagen pública de los órganos de seguridad. “De cada diez latinoamericanos solo tres dicen confiar en su policía (…) Si no hay confianza no se construye el círculo virtuoso en el cual deben actuar las policías que es precisamente un relacionamiento con la sociedad” para la actuación contra los delitos, dijo Fernández.

Sobre la experiencia en Venezuela mencionó que aunque la reforma policial fue un gran desafío, se contó con la voluntad política promovida por el gobierno del comandante Hugo Chávez “que vino a romper ese patrón histórico con la doctrina de seguridad nacional, con los cuerpos represivos, con una visión autoritaria, militarizada de los policías (…) No es un trabajo culminado. Hablar de reforma policial creo que se queda corto, en término de que las reformas han terminado siendo muchas veces algo más cosmetológico, algo más de transformar la institucionalidad pero no animándose a tocar de fondo el tema estructural” ratificó.

El último elemento a atender tiene que ver con el carácter criminológico, pues la criminalidad está desbordada en la región y tiene que darse una adecuación dentro de las instituciones policiales para comprender las mutaciones de la criminalidad y los delitos internacionales.