En marcha Diplomado en Derechos Humanos, Género, Justicia y Cultura de Paz

El proceso formativo está previsto para los próximos cuatro meses, y contará con clases magistrales de connotados expertos y expertas en la materia.

Activistas por los derechos humanos, organizaciones de mujeres y feministas, movimientos sociales y populares, integrantes de consejos comunales y comunas, entre otros, cuentan con un nuevo espacio para su formación gracias al trabajo articulado de los ministerios del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Comunas y Movimientos Sociales; el Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos; y la Fundación Género con Clase.

Se trata de la primera cohorte del Diplomado en Derechos Humanos, Género, Justicia y Cultura de Paz, que tiene como objetivos: propiciar la paz desde la construcción territorial, comunitaria y comunal; al tiempo que se reconoce que esa paz solo es posible si se rompe el esquema de violencia patriarcal contra las mujeres y las niñas.

Durante la sesión inaugural, realizada este 30 de mayo, hicieron acto de presencia autoridades de las instituciones organizadoras del diplomado.

Carmen Navas, Directora de Movimientos Sociales del Ministerio para las Comunas dió la bienvenida al acto inaugural refiriendo que se trata de un diplomado que «evidencia lo que se puede hacer cuando nuestro Poder Popular y las Instituciones del Estado están en consonancia«.

En tanto, el Viceministro para Temas Multilaterales y Coordinador Nacional para la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Rubén Dario Molina, repasó el papel histórico de la formación del pueblo venezolano reconociendo que en Revolución «estamos construyendo lo que siempre hemos luchado, y está en la Constitución: Democracia participativa, protagónica y corresponsable

Molina afirmó que este diplomado forma parte de la formación de una educación liberadora permanente y organizada junto al poder popular.

Por su parte, Richard Delgado, Viceministro de Formación de Comunas y Movimientos Sociales, hizo referencia al proceso histórico del pueblo venezolano en la construcción del Estado de Derechos y Justicia actual.

Delgado invitó a los movimientos sociales y al poder popular «a seguir formándose en la defensa del derecho consagrado; con la participación, con ese mecanismo constituyente que nos dice que no hay otra forma de hacer las cosas sino participando, ejerciendo tú derecho

A esta sesión inaugural del diplomado también asistió Tania D’Amelio, Magistrada del Tribunal Supremo de Justicia, quien mencionó el papel de la mujer venezolana en el desarrollo de las políticas del Estado.

D’Amelio resaltó la importancia de vincular conceptos como paz, democracia y participación para seguir ejecutando acciones en favor de las mujeres y del pueblo en general.

En este contexto, Maikely Ferrer, presidenta de la Fundación Género con Clase, explicó que el desarrollo formativo durante este diplomado -previsto para los próximos cuatro meses- contará con clases magistrales de connotados expertos y expertas en la materia.

Aseguró que más de 700 personas mostraron interés en este programa educativo y de construcción; tanto en Venezuela como en otras partes del mundo.

Ferrer, comentó que durante el proceso formativo buscarán resignificar el concepto de la paz teniendo como referente la participación de las mujeres como constructoras de dicha paz.

Finalmente, Carlos Ron Viceministro para América del Norte y presidente del ISB, enfatizó que «para la construcción de una Cultura de Paz es fundamental que recordemos de dónde venimos. Es un deber nuestro hacer este diplomado, precisamente en un país constantemente asediado. Somos herederos de una misma lucha por los Derechos Humanos.»

Ron ratificó que está lucha no solamente involucra a las mujeres, sino a los hombres quienes deben integrarse cada vez más en el proceso de transformación social, institucional y cultural que ponga fin a las estructuras que sustentan al estado burgués -patriarcal.

«Son más de veinte años de lucha por estas reivindicaciones. Estamos en la construcción de una nueva sociedad, esa sociedad comunal que estamos tratando de que surja y rompa con el estado burgués que nos dió una cultura de violencia patriarcal

El presidente del ISB, reiteró la importancia de la cohesión del movimiento feminista venezolano para alcanzar estos y otros objetivos. «Es importante no dejar que se divida el movimiento feminista venezolano; más bien fortalecerlo en todos sus espacios y que eso sea un aporte a esa construcción. ¡Sin Feminismo no hay Revolución», afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.