ISB acompañó a movimientos sociales mexicanos en debate sobre la unidad latinoamericana

El foro “Unidad Latinoamericana: Desafío impostergable de nuestros pueblos» se desarrolló este domingo en el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) teniendo como invitado de honor al canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza; y a Carlos Ron, presidente del Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos.

En este lugar de lucha se dieron cita representantes de los Jóvenes ante la Emergencia Nacional (JNE); el Comité 68; la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE); así como Familiares de Ayotzinapa; del partido Morena, entre otros voceros y voceras de los pueblos.

La conferencia permitió abordar la situación actual de la integración latinoamericana y caribeña, sus desafíos y amenazas frente al imperialismo.

Durante su ponencia, Luis Hernández Navarro, escritor y periodista mexicano, priorizó la necesidad de reinventar América Latina para enfrentar las políticas del neoliberalismo, tal como lo planteó hace 16 años en la cumbre de Mar del Plata el Comandante Hugo Chávez Frías.

«En ese encuentro se logró descarrilar el gran proyecto estadounidense de integración para la región que tenía como eje el libre comercio, el famoso ALCA. Ese momento fue crucial de la reinvención de la América Latina, se inició allí una nueva definición de su destino, de su relación consigo misma, de su relación con las grandes potencias, especialmente con Estados Unidos«, explicó Hernández Navarro.

Para el escritor mexicano, esta experiencia era inédita en el continente, pues la existencia de foros como la Unasur, el ALBA o la Celac se construyeron sin la presencia de EEUU.

Sin embargo, recordó que la derecha latinoamericana y caribeña volvió al escenario político con apoyo de Washington generando golpes al proceso de integración regional. Esto incluye las medidas coercitivas y unilaterales contra Cuba y Venezuela, las cuales calificó de “salvaje, no hay otra forma de definirlo”.

Por su parte, Andrea González Rodríguez, directora de las Clínicas Especializadas Condesa, dedicó su ponencia al tema de la salud en la región frente a la pandemia. En tal sentido, planteó que la salud debe ampliarse a las comunidades más vulnerables en el contexto de la unidad latinoamericana.

González abordó la grave situación que vive Haití, que, además de la pandemia, ha enfrentado la crisis del cólera, el hambre, entre otras situaciones sanitarias.

En tal sentido dijo: «Hay que voltear a ver Haití (…) es el primer país independiente, es un país que le dio refugio a Bolívar, y no hemos sido capaces de voltear a ver a Haití». Agregó que se debe «reconocer que en la salud no importan nacionalidades, ni las ideologías.«

En tanto, Félix Hernández Gamundi, de la Fundación para la Democracia, consideró que se debe ir más allá de la solidaridad para construir caminos y destinos comunes para los pueblos.

«Durante muchos años los gobiernos mexicanos voltearon para el otro lado y tenemos que ser muy capaces de virar nuevamente y volver a mirar hacia el sur; buscar la manera de reconstruir el sueño de Bolívar, de Martí (…) una patria común, la Patria Grande«, explicó.

Hernández Gamundi expresó que también se han planteado construir una ciudadanía latinoamericana «que rompa estas divisiones artificiales entre nuestros pueblos, y que seamos capaces de identificarnos como uno solo, como una gran patria, un solo pueblo«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *