Canciller Arreaza recibe a delegados alemanes del Proyecto Maletas Salvavidas

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, recibió este martes a los representantes del Proyecto Maletas Salvavidas de Alemania, Casten Hanken y el Dr. Stephan Pelser, quienes se encuentran en el país para contribuir y complementar las políticas de atención del Estado venezolano al pueblo en materia de salud, además de denunciar los graves efectos de las medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos y países satélites.

Estas labores se realizan conjuntamente con el Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos (ISB) y el Comité Internacional y Lucha por la Paz (COSI-Venezuela).

Al encuentro asistieron el presidente del ISB, Carlos Ron; la directora ejecutiva del ISB, Carmen Navas; y Gabriel Aguirre, secretario general del COSI-Venezuela.

Tras la reunión, Stephan Pelser ratificó el apoyo incondicional a la nación, así como el rechazo de «esas sanciones ilegales y fuertes que impactan mucho al pueblo venezolano. Queremos expresar nuestra solidaridad con ustedes».

El también representante de la Sociedad Bolivariana de Alemania explicó el carácter humanista de estas labores que se realizan principalmente en el estado Bolívar, gracias a las donaciones de medicinas de alto costo realizadas por laboratorios y movimientos antiimperialistas alemanes.

«Llevamos unas maletas con medicamentos que no pueden entrar por causa del bloqueo, para salvar la vida de algunos niños en hospitales oncológicos (…) Esperamos que ese ejemplo pueda ser utilizado por otros grupos antiimperialistas que quieran venir, para que sigan pendientes de esta forma de una guerra nueva en contra de Venezuela y otros países», finalizó Pelser.

El Proyecto Maletas Salvavidas fue creado en el año 2020, en Alemania, producto de las preocupaciones del Dr. Pelser, ciudadanos y ciudadanas, activistas sociales, trabajadores y jubilados, que han sido testigos de los efectos causados por el bloqueo económico, financiero y comercial, que impiden el acceso a medicinas de alto costo, como las empleadas en tratamientos oncológicos.

Hasta la fecha este proyecto sólo tiene presencia en Venezuela como parte de una acción solidaria, humanista, antiimperialista y de defensa de los derechos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *