Autoridades venezolanas reivindican vigencia del Manifiesto Comunista a 173 años de su primera publicación

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, afirmó este domingo, cuando se cumplen 173 años de la primera publicación del Manifiesto Comunista, que «en el siglo XXI, las ideas de Marx y Engels mantienen una gran vigencia ideológica, política y programática» y que la Revolución Bolivariana, desde sus inicios, se ha nutrido de sus ideas fundamentales.

Esta aseveración la expuso durante un evento telemático promovido por la organización internacional de medios People’s Dispatch para conmemorar un nuevo aniversario de este tratado político, encargado por la Liga Comunista a Carlos Marx y Federico Engels, publicado por primera vez en Londres, Reino Unido, el 21 de febrero de 1848.

El jefe de Estado venezolano calificó la obra como «la declaración más importante en política en 200 años», en la que sus autores expresan su visión del materialismo histórico, el desarrollo de la lucha de clases y del camino hacia el socialismo.

Explicó que la revolución venezolana, por orientación del comandante Hugo Chávez, ha tomado la idea del materialismo histórico, la dialéctica materialista y la búsqueda de la utopía posible, de la utopía concreta hacia el futuro, construyendo un socialismo con particularidades propias.

«La Revolución Bolivariana ha sido la conjunción de la lucha de clases histórica, acumulada durante 500 años de lucha contra el colonialismo, el neocolonialismo, el imperialismo y todas las formas que la oligarquía y la burguesía han adquirido para ejercer su dominación», contextualizó el primer mandatario.

El Presidente recalcó que a 173 años del Manifiesto Comunista, debe privar el espíritu unitario, incluyente y amplio de todas las fuerzas progresistas y revolucionarias que construyen el socialismo en la humanidad; debe prevalecer el encuentro y el reencuentro, sin sectarismo ni dogmatismo de ningún tipo.

Otras voces nacionales

Otros voceros del Gobierno Bolivariano también compartieron sus impresiones sobre la vigencia del Manifiesto Comunista, leyendo extractos de la obra y ejemplificando su permanencia en el tiempo.

El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, parafraseó a Marx y Engels en que «todo se reduce a la lucha de clases», que en Venezuela tiene su expresión a lo largo de los últimos 22 años en la pugna entre la burguesía que pretende retomar el poder político y el pueblo que lo mantiene, a pesar de las agresiones, afrentas, sanciones, bloqueos y guerras económica, política, comunicacional.

Recordó que el comandante Hugo Chávez educó la mente y el alma del pueblo para entender los mecanismos que subyacen en la lucha de clases y se mostró optimista en que el siglo XXI es el de la liberación, en el cual las luchas de clases en todos los centros de la humanidad se verán concluidas en un mundo mejor, un mundo libre, «porque el sistema capitalista, con la permanencia de los opresores sobre los pueblos, ya no tiene cabida, espacio ni tiempo».

En la misma dirección, el presidente del Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos (ISB), Carlos Ron, acotó que la Revolución Bolivariana se ha inspirado en el Manifiesto Comunista, «el primero de los Libros Rojos», como referencia emancipadora. «Hemos pasado de una democracia burguesa, liberal, a una democracia participativa y protagónica, donde queremos la conquista del poder por parte del proletariado, que en Venezuela se traduce en la construcción del poder popular».