Jornadas antiimperialistas inician con seminario telemático ‘Déjennos respirar: Las sanciones como una violación a los DDHH’

Debatir la geopolítica de las sanciones, su impacto social y las violaciones de derechos humanos contra los pueblos, fueron parte de los temas que se abordaron durante el seminario telemático que se efectuó este lunes bajo la organización del Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos y el Instituto Tricontinental de Investigación Social.

El encuentro ‘Déjennos respirar. Las sanciones como una violación a los DDHH’ , con ponencias del canciller Jorge Arreaza; el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de Venezuela, Larry Devoe; el viceministro de Políticas Antibloqueo, William Castillo, así como de la directora general de la Fundación Género con Clase, Rebeca Madriz; el dirigente del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil, João Pedro Stédile, y la exrelatora especial de la ONU, Hilal Elver, sirvió, entre otros propósitos, para analizar la repercusión de las medidas coercitivas unilaterales como políticas dentro del desarrollo de las guerras híbridas.

La metamorfosis del imperialismo

Durante su intervención, João Pedro Stédile explicó de manera sucinta las fases del imperialismo y cómo este “ha cambiado sus formas de control” sobre los pueblos.

“Estamos ante una nueva etapa del imperialismo, volvieron a tener una mirada hacia los recursos naturales para mantener su modelo (…) Ya no les convienen las invasiones, ni usar marines [estrategias de la guerra clásica], están usando las guerras híbridas para garantizar la dominación, controlar las mentes y corazones de las personas”, apuntó el líder social.

En esa misma línea, hizo a referencia a Venezuela, país al que señaló de ser víctima de todas esas tácticas de guerra híbrida. Sobre eso, dijo que Venezuela es el laboratorio de las guerras híbridas, pero que, a diferencia de otros países de la región donde sí han funcionado esas estrategias, en el país suramericano “sí se generó una alianza entre el pueblo [a través de sus diversas formas de organización] y las fuerzas armadas con la protección de San Francisco de Asís” [religioso y místico italiano, fundador de la orden franciscana].

“No han tumbado a Venezuela porque generó una santa alianza entre el pueblo y sus Fuerzas Armadas, una alianza con la que no contaban”, afirmó Stédile.

Durante su intervención, el activista recomendó además la lectura del libro ‘Guerras Híbridas: Revoluciones de colores y guerra no convencional’, en el que se expone no solo la situación entre Asía y Europa, sino también la guerra jurídica [lawfare] que emergió en América Latina como una “nueva forma de injerencia” en los asuntos internos.