Categorías
Noticias

“Crisis y retos de la democracia en la era multipolar”

Instituto Samuel Robinson organiza videoconferencia con la participación de la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez y el director del Instituto Tricontinental de Investigación Social, Vijay Prashad.

“Lo que ocurrirá este 6 de diciembre en Venezuela no es cualquier elección, no es la formalidad de ir a ejercer el voto, sino que se da en un contexto donde el ejercicio de la soberanía por parte del pueblo venezolano, amenazado, agredido vilmente, bloqueado criminalmente, se convierte en una expresión de emancipación frente a los poderes que quieren someterlo”, aseguró este viernes la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez.

La observación formó parte de su intervención en la conferencia “Crisis y retos de la democracia en la era multipolar”, organizada en Caracas por el Instituto Samuel Robinson para el Pensamiento Original, que además contó con la participación del director del Instituto Tricontinental de Investigación Social, Vijay Prashad.

La alta funcionaria del Gobierno Bolivariano calificó las elecciones parlamentarias como ejemplar para el mundo, porque el pueblo saldrá de pie en unión nacional a expresarse en las urnas, a pesar de la guerra económica, las amenazas, los intentos de desestabilización política, de magnicidio y de invasión mercenaria.

Asimismo, expresó que también existe un sentimiento nacional de salir a votar de modo consciente como un pronunciamiento contra el bloqueo y las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos, que han causado de forma cruel mucho sufrimiento al pueblo y que el Estado venezolano denunció como delitos de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional.

Recordó que las medidas coercitivas iniciaron con el decreto del año 2015 que declaraba a Venezuela como una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos. “El Modelo Bolivariano sí es una amenaza al modelo monroista de expansión imperialista y de ocupación territorial, de invasión y de poderío para tener control sobre las riquezas de todo el planeta, pero no somos una amenaza a la paz de ningún pueblo”, sentenció la Vicepresidenta Ejecutiva.

En su intervención, detalló el modelo construido por Venezuela para enfrentar y frenar la curva de contagios de COVID-19, pandemia que “ha sido un punto de inflexión” y que deja como enseñanza la crisis del modelo capitalista, que no garantiza el acceso universal a la salud ni el derecho a la vida de los pueblos.

Por su parte, Vijay Prashad se extendió en el conflicto que mantiene Estados Unidos contra China por el poderío económico mundial, alegando que desde la Cancillería china han aclarado que no están interesados en transformarse en la próxima superpotencia, sino que apuestan por la multipolaridad, por regiones integradas que puedan constituirse en polos de desarrollo.

El también miembro de la Internacional Progresista de los Estados Unidos aseveró que a la élite de este país le preocupa el desarrollo alcanzado por China en ciencia y tecnología, y por eso la ve como una amenaza existencial para su dominio económico global.

Precisó que como hizo en Vietnam e Irak, el Gobierno de Estados Unidos quiere imponer una guerra en Venezuela, porque se niega a reconocer que los días de supremacía están contados. Acotó además que la imposición de una guerra híbrida en la nación bolivariana no es solo por el petróleo, sino porque su pueblo decidió su independencia y soberanía política. “Lo que define el conflicto en Venezuela es que ustedes han dicho: No vamos a rendirnos”, destacó.

Gustavo Borges, director del Instituto Samuel Robinson, argumentó que nos encontramos “a dos días de un evento especialísimo para la historia de la República, pues está a punto de establecer un punto de inflexión para ir hacia un nuevo ciclo político y en el que esperamos que las condiciones empiecen a cambiar de ahora en adelante producto del reacondicionamiento, vigor y fortalecimiento de la democracia venezolana”.

Agregó que el instituto de reciente creación busca con estas actividades de reflexión e intercambio de opiniones generar que el país avance de su posición defensiva impuesta a establecer puntos de encuentro “que nos permita ir juntos hacia una situación ofensiva en lo intelectual, político y filosófico, porque entendemos y creemos que hay un nuevo momento mundial, en el cual Venezuela ha sido protagonista en los últimos 20 años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *