Categorías
Noticias

Instituto Simón Bolívar organiza seminario “Palestina: por el derecho a existir”

Por el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, el ISB reunió destacados defensores de la libertad y y expertos del tema, para difundir y sumar voluntades a esta justa causa

Rememorar la historia del pueblo palestino y cómo este fue expulsado de su propio territorio por parte del sionismo israelí apoyado por Estados Unidos y sus aliados, así como la instalación del colonialismo de asentamiento en la era neoliberal y la lucha por la autodeterminación de Palestina como conquista global fueron parte de los temas a tratar este sábado en el Seminario “Palestina: por el derecho a existir”.

La actividad, organizada por el Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos, y en el marco del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, sirvió entre otras cosas para renovar el compromiso en la búsqueda de una solución justa y duradera para la causa palestina y alcanzar la paz en el Medio Oriente.

Los ponentes Jamil Abuu Saada, de la Unión General de las Comunidades Palestinas en Europa, Hatem Bazin, de la Universidad de California (Berkeley) y Sandew Hira, de la Red Internacional Decolonial, reflexionaron durante 2 horas la situación de Palestina (bajo la amenaza de limpieza étnica) y lo que ha significado en las últimas décadas los múltiples esfuerzos por alcanzar la paz, y cómo el sufrimiento de los palestinos sólo ha empeorado a consecuencia de las constantes prácticas y políticas ilegales de Israel que han entorpecido cualquier iniciativa para la paz.

Sobre eso, Jamil Abu Saada manifestó que “Palestina pide el fin de la ocupación de su territorio, el retorno de sus refugiados y respeto al derecho internacional (…) La agresión de los sionistas que, dicho sea de paso, cumple con los intereses de Europa y EEUU, debe cesar”.

Asimismo, apuntó que los colonos israelíes quieren la influencia en el territorio palestino porque es una zona rica en minerales, petróleo, y tierra fértil. “Quieren las riquezas y el potencial que tenemos al otro lado del Mediterráneo”, agregó el representante de la Unión General de las Comunidades Palestinas en Europa.

De igual forma, recordó la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, adoptada el 23 de diciembre de 2016, que señala de “ilegales” los asentamientos israelíes en los territorios palestinos –incluyendo Jerusalén Este- ocupados desde 1967 y de “flagrante violación” del derecho internacional; aclarando, que, más que un conflicto religioso, lo que pasaba entre Palestina e Israel, era un conflicto político.

Por su parte, Hatem Bazin, expuso algunos puntos claves para entender el modelo de colonialismo de asentamiento, aplicado por Israel, que pretende vaciar a la tierra palestina de la población autóctona. Y cómo el sionismo (movimiento proveniente de Europa, que trae consigo la epistemología racista moderna-europea), fue aplicado por Israel de manera sistemática y deliberada, contra el pueblo palestino.

Durante su intervención, disertó sobre los “procesos de negociación” como los Acuerdos de Oslo de 1993 y sobre la venta de armas en Medio Oriente por parte de Estados Unidos.

“La paz no se puede construirse si se siguen vendiendo armas (…) Lo que se busca es activar un nuevo ciclo de guerra para robar los recursos de otros países. Aunque el meollo es Palestina, el blanco es Irán”, apuntó.

En otro orden de ideas, Sandew Hira, criticó las políticas israelíes señalándolas de ser “réplicas del apartheid impuesto en Sudáfrica”, y cuestinó los continuos abusos de derechos humanos y la sistemática discriminación a la que son sometidos los palestinos.

“En ocasiones, las luchas antiimperialistas tienen un significado muy especial, como la lucha del pueblo palestino, por el dolor que sufre con el “apartheid” israelí. ¡Los palestinos son humillados en su propia tierra!”, afirmó el vocero de la Red Internacional Decolonial.

Explicó que mientras el sistema de apartheid requería el trabajo de los sudafricanos de color, en las colonias sionistas en Palestina se considera a la población local no judía de manera muy diferente: como un grupo que debe ser expulsado brutalmente y oprimido de sus propias tierras.

Sandew Hira no solo cuestionó los métodos de represión israelí que tienen paralelismos con el régimen histórico en Sudáfrica, sino que instó además a tomar “cartas en el asunto” con un problema que es de todos.

“Debemos apoyar la lucha de Palestina y solidarizarnos con ese pueblo que sufre, apoyar la lucha antiimperialista y a nosotros mismos”, sentenció.

Cabe destacar que el Seminario “Palestina: por el derecho a existir”, fue organizado por el Instituto Simón Bolívar para la Paz y Solidaridad entre los Pueblos, como parte de las actividades organizadas en el marco del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *